Acaso sólo una conciencia dramática…

 

Acaso sólo una conciencia dramática instruida por la teoría

Acaso sólo una conciencia teórica ejercitada por el drama*

pueda ser capaz de liberarse tanto de ataduras racionales como de incontinentes prácticas

Acaso sólo la singularidad sea éxito

 

Y es que cuando adquiero una conciencia dramática de mí mismo dejo de suministrarme puntos de vista simplistas acerca del mundo. Ya no se oponen cándidamente presuntas dualidades como teoría y práctica, sino que se entrelazan el evento con la técnica, el cálculo, el enigma, lo sagrado, el cuerpo, el esfuerzo, la pereza, la nostalgia, la gracia, la aventura y la ventura singular… ¿Tal vez sólo la singularidad sea éxito? ¿acaso aparezcan entonces debilidades que nos conmuevan más que cualquier fortaleza? ¿placer en la ternura?

Sólo uno mismo tiene custodia de su propia vida. Cuando estamos ante nosotros mismos no es excusa “me dijeron que lo hiciera” o “ser honesto no era conveniente en ese momento” ¡Ah la conciencia dramática! mil y una derivadas estallan dotadas de alas, de cuyas redes el ser ya no escapa.

 

.

*Drama y no Tragedia, pues el drama se sufre y se maneja, mas del círculo trágico no se sale.

Pilar Almagro

Quizá también te interese

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *