Si todos los hombres son iguales… todos los hijos son iguales

 

Jacinto, muchas gracias por tus palabras sobre la historia del amor, del sexo, de la procreación, de la transmisión patrimonial, del matrimonio. Qué distintos los paraísos de las diferentes épocas y religiones, y por tanto qué distintos los amores y el sexo en ellas. Y, como dices, tras la Declaración de Derechos Humanos en que todos los hombres son iguales, sigue la de todos los hijos son iguales, clave de la revolución sexual y del momento que vivimos.

 

Quizá también te interese

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *