El Estado en cuestión

Una mínima regulación es imprescindible. Pero una mínima, a favor del ciudadano, no una máxima, a favor del estado y la clase  política.

Como hemos dicho en este blog, entre 2009 y 2012 se han aplicado “como medidas anticrisis”  400 normas fiscales, entre administración central y autonómicas, y más de 70 sobre sociedades en España, para recaudar más. Son medidas confiscatorias contra la clase media y contra las pymes, pero, como dice Niño Becerra, lo que se ha estado haciendo todos estos años es “comprar tiempo sin arreglar absolutamente nada” ¿Y nos extrañamos de la destrucción brutal de empresas del país? ¿y del desempleo consiguiente, el más brutal de la historia española a excepción del periodo de guerra?

Pero no todos pierden; multitud de burócratas se benefician de todo esto. Por ejemplo, la corrupción en España suma 800 casos judiciales y 2.000 detenidos. En otros países como Colombia es peor (percepción de corrupción en Colombia) Esto es generalizable a muchos países y suele ser mayor cuanta mayor es su pobreza, por lo que es lógica la falta de fe y la pérdida de confianza de los ciudadanos ante los abusos de sus gobernantes -con resultado de pérdida de autoridad de la clase política y del modelo de estado-. El espectáculo bochornoso que leemos en los periódicos o que vemos en este vídeo muestra una tácita aceptación de la sociedad de que la política es un espacio reservado y aparte, con sus propias reglas y al margen de la vida diaria -que debería ser su único flujo vital-, cuya finalidad es autosustentarse. En cambio las instituciones del estado del bienestar deberían ser “facilitadoras”, capaces de fortalecer y engrandecer las posibilidades vitales de los ciudadanos.

La abstención en los comicios es abrumadora, siendo elegidos los representantes por no mas del 30% de la población en muchos países. Mas la abstención y desafección diaria en el funcionamiento cotidiano de las instituciones -y una institución clave son los partidos políticos- es aún más grave y generalizada, alcanzando cotas epidémicas y poniendo en peligro todo lo que nuestros antepasados con tremendo esfuerzo nos legaron, demostrando que lo que encontraron no había de ser inexorablemente así. En una encuesta publicada hoy, la población colombiana considera a los partidos políticos instituciones extremadamente corruptas.

“Cuando adviertas que para producir necesitas obtener autorización de quienes no producen nada; cuando compruebes que el dinero fluye hacia quienes no trafican con bienes sino con favores; cuando percibas que muchos se hacen ricos por el soborno y por influencias más que por su trabajo, y que las leyes no te protegen contra ellos sino, por el contrario, son ellos los que están protegidos contra tí; cuando descubras que la corrupción es recompensada y la honradez se convierte en un auto-sacrificio, entonces podrás afirmar, sin temor a equivocarte, que tu sociedad está condenada.”

AYN RAND (1950)

Continue Reading

Vientos de cambio: 5 estrellas

Beppe Grillo, humorista y líder del movimiento 5 estrellas

Es interesante tener en cuenta este nuevo fenómeno en el panorama europeo. Tenía que liderarlo un cómico. Lo decía Voltaire, contra el humor no hay quien resista.

Aires de cambio en Italia y Europa. El Movimiento 5 estrellas obtiene el 25% de los votos italianos.

Estos nuevos aires están en consonancia con el gobierno de Sicilia. Como muestra: El gobierno de Sicilia y los redactores jefe

No obstante  lo ya realizado por el 5 estrellas demuestra a la par que la ilusión, la ingenuidad de sus principios, como el de la no necesidad de organización, reparto de responsabilidades y en definitiva de jefes -de personas que hagan que las cosas sucedan- en las actividades humanas. Como dice el artículo expuesto anteriormente:

Parma eligió el M5S tras años de corrupción y especulación inmobiliaria. “¿El secreto? No tener un electorado específico que complacer. Frente a un problema, no pienso qué respuesta es de izquierdas y cuál de derechas. Solo busco una justa”, dice Pizzarotti.

Sin embargo, la revolución de Parma no ha arrancado. La política “de las pequeñas cosas y del sentido común” —así la define el alcalde— cosecha resultados discontinuos. “Pagan su ingenuidad”, evalúa Andrea Ansaloni, portavoz de la anterior junta muncipal conservadora. “Rechazan tener a un director general que coordine el trabajo de los funcionarios. La anterior administración tenía 80 entre asesores y directivos, encargados a dedo y superremunerados. Hacer lo opuesto es un símbolo de cambio, pero es poco operativo: los ocho concejales están aislados en el Palacio, no consiguen activar los departamentos”. Y muchas intenciones de sentido común se quedan en el aire.

Miren en acción a Beppe Grillo:

Beppe Grillo, líder del movimiento 5 estrellas

http://www.youtube.com/watch?v=_cZKXDmNCug



Continue Reading

"¡Adiós, gracias; adiós donaires; adiós, regocijados amigos; que yo me voy muriendo, y deseando veros presto contentos en la otra vida!"

El 23 de abril de 1616 morían, como si se hubieran puesto de acuerdo, Miguel de Cervantes, Garcilaso de la Vega y William Shakespeare. Mal día. Mal día.

Lo que me encanta es la despedida de Cervantes en su  Persiles, despidiéndose de gracias, donaires y contentos, de amigos. No pensaba en penas, venganzas, justicias y agonías -esas miserias no las echaría de menos-.

Fue esa la que Cervantes consideró su mejor obra, de aventuras a la griega pasada por agua de siglos de cristianismo. A continuación un trocito del Prólogo del Persiles, escrito cuando a Cervantes la vida se le iba.

Sucedió, pues, lector amantísimo, que, viniendo otros dos amigos y yo del famoso lugar de Esquivias, por mil causas famoso (…)

(…) Yo, señor, soy Cervantes, pero no el regocijo de las musas, ni ninguno de las demás baratijas que ha dicho vuesa merced; vuelva a cobrar su burra y suba, y caminemos en buena conversación lo poco que nos falta del camino.
Hízolo así el comedido estudiante, tuvimos algún tanto más las riendas, y con paso asentado seguimos nuestro camino, en el cual se trató de mi enfermedad, y el buen estudiante me desahució al momento, diciendo:

-Esta enfermedad es de hidropesía, que no la sanará toda el agua del mar Océano que dulcemente se bebiese. Vuesa merced, señor Cervantes, ponga tasa al beber, no olvidándose de comer, que con esto sanará sin otra medicina alguna.

Eso me han dicho muchos -respondí yo-, pero así puedo dejar de beber a todo mi beneplácito, como si para sólo eso hubiera nacido. Mi vida se va acabando, y, al paso de las efeméridas de mis pulsos, que, a más tardar, acabarán su carrera este domingo, acabaré yo la de mi vida. En fuerte punto ha llegado vuesa merced a conocerme, pues no me queda espacio para mostrarme agradecido a la voluntad que vuesa merced me ha mostrado.
En esto llegamos a la puente de Toledo, y yo entré por ella, y él se apartó a entrar por la de Segovia.
Lo que se dirá de mi suceso, tendrá la fama cuidado, mis amigos gana de decilla, y yo mayor gana de escuchalla.
Tornéle a abrazar, volvióseme a ofrecer, picó a su burra, y dejóme tan mal dispuesto como él iba caballero en su burra, a quien había dado gran ocasión a mi pluma para escribir donaires; pero no son todos los tiempos unos: tiempo vendrá, quizá, donde, anudando este roto hilo, diga lo que aquí me falta, y lo que sé convenía.

¡Adiós, gracias; adiós, donaires; adiós, regocijados amigos; que yo me voy muriendo, y deseando veros presto contentos en la otra vida!”

Miguel de Cervantes

Continue Reading