Complicar y complicar innecesariamente

Un amigo me envía este vídeo: Hasta la parálisis. Segundo diluvio.

La extrema reglamentación, burocracia, complicación… ahoga hasta la parálisis, mata toda iniciativa e inicia la decadencia.

Buscamos seguridad, creemos que reglamentando hasta el paroxismo tal vez la conseguiremos… pero no es más que una burbuja imaginaria. La seguridad no existe en el universo ni en el mundo biológico. En el mundo humano hemos reducido los peligros, pero no los eliminaremos. La única seguridad – y de momento- es que hemos de morir.

Descompliquemos.

Quizá también te interese

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *