Cuando el espíritu se convierte en el guerrero

 

 

Cuando el espíritu se convierte en guerrero, el miedo se diluye y aparece una tranquila falta de respeto hacia los límites.

 

Cuando el espíritu se convierte en guerrero, actúa como tal en todos los haberes cotidianos, se hace humilde, adquiere dotes de mando hacia sí, y acaso hacia otros, sin proponérselo siguiera.

.

Quizá también te interese

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *