El trabajo y la vida

 

Acabamos la jornada en la refinería, salió el turno de día, ha entrado el turno de noche, la impresora imprime el Diario de Parada…

La crítica puede ayudarme a mejorar. El autobombo, sin duda, a empeorar.

Enseñar no es llenar, sino lograr hacer entender el sentido de las cosas -mas para eso, han de tener sentido-.

 

Quizá también te interese

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *