En el momento culminante de la muerte, remordimientos

Dice Heidegger que somos seres arrojados a vivir y que el momento culminante de nuestra existencia es el de la muerte, ahí sabemos si nos hemos “ganado” a nosotros mismos o “perdido” .

La cuidadora de enfermos terminales Bronnie Ware ha escrito un libro que he leído este fin de seman. Trata de lo que importa cuando estamos muriendo. Parecen ser preocupaciones comunes y en la mayoría de los casos, desgraciadamente, arrepentimientos comunes.

Por su experiencia, Bronnie destaca 5 principales remordimientos de los moribundos. Al final, lo que nos importa a las personas es la felicidad que hayamos podido proporcionar a nuestros seres queridos y el tiempo que hemos pasado haciendo las cosas que nos gusta hacer, cómo vivimos la vida y si dejamos  huella positiva en quienes siguen ahí.

Dice Ware que hace falta valor para vivir como es debido, para mostrar respeto por la vida que nos es dada. La decisión es nuestra. El reloj no se detiene para ninguno de nosotros, depende de cada cual decidir a qué y a quien dedicar su tiempo, su esfuerzo, su dinero y los días que le quedan. La vida es corta.

Ninguna de las personas que acompañó en su muerte se lamentó por no haber logrado cosas materiales, pero sí sintieron gran tristeza las que entendieron que no habían amado suficiente o no se atrevieron a vivir.

Y esto me traslada de inmediato al terrible poema de Borges: Arrepentimiento

He cometido el peor de los pecados
que un hombre puede cometer. No he sido
feliz. Que los glaciares del olvido
me arrastren y me pierdan, despiadados.

 

Mis padres me engendraron para el juego
arriesgado y hermoso de la vida,
para la tierra, el agua, el aire, el fuego.
Los defraudé. No fui feliz. Cumplida

no fue su joven voluntad. Mi mente

se aplicó a las simétricas porfías

del arte, que entreteje naderías.

Me legaron valor. No fui valiente.
No me abandona. Siempre está a mi lado
La sombra de haber sido un desdichado.

Borges

 

Quizá también te interese

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *