En la primera hora del año 2017, comenzamos con matanza en Europa

 

Atentado en la fiesta de Fin de Año en Estambul

 

He leído con atención estos últimos días, noticias de varios países, sobre todo aquellas que intentaban recapitular. En la mayoría se advierte la inestabilidad y el peligro de esta era convulsa que nos toca vivir.

El 2017 comienza con la muerte de coetáneos nuestros que pretendían celebrar el fin de 12 meses y el inicio del nuevo año en compañía. 39 de ellos, según la información de este momento, han podido vivir tan solo una hora de este año. Debieron hacer y hacerse promesas.

Los cambios de era siempre han sido crispados y perturbadores. Creo que estamos pasando ese portal de que saldremos transformados -no podemos saber cómo-. Son momentos de gran peligro porque, ante la incapacidad de encarar la incertidumbre, los humanos solemos dejarnos llevar por extremismos y populismos que acaban por destruir mucho de lo que la época anterior fue capaz de crear, incluidos a nosotros mismos. Sólo podemos restar y dividir si alguien antes sumó y multiplicó.

Ojalá hayamos aprendido y seamos capaces de evitar la catástrofe autodestructiva esta vez. Estamos a tiempo.

 

A por el 2017. Que estemos a la altura de los tiempos que nos tocan vivir.

 

Quizá también te interese

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *