Érase una vez… un hecho incontestable

Hasta que el primer avión voló* era un hecho incontestable -apoyado por todos los datos empíricos y no empíricos de la historia de la humanidad- que los seres humanos amarrados a aparatos más pesados que el aire, no podían volar autónomamente.

Eso cambió en el instante en que el primer avión voló. Un instante pulverizó todos los datos y todas las teorías contrarias.

 

Las respuestas del futuro no provendrán de las certezas del pasado -por muchos datos que las sustenten- a no ser que continúen así por así creerlas.

Pilar Almagro parapentes
Era un hecho incontestable que los humanos amarrados a un trozo de tela no podíamos volar… hasta que lo hicimos.

*Se atribuye a los hermanos Wright el primer vuelo a motor, realizado el 17 de diciembre de 1903 en kitty Hawk, Carolina del Norte. Los Wright eran fabricantes de bicicletas.

Quizá también te interese

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *