Escuela Pública

He encontrado el siguiente artículo:

La escuela pública. España y Chile.

En Santiago, vemos que un  día tras otro se suceden las manifestaciones estudiantiles. Y es que tienen razón, el problema está en cómo pagarlo. Si hay un modo de posibilitar oportunidades a las personas es éste, la educación. Los humanos nacemos dos veces, la biológica y la que nos brinda nuestra educación. Nuestro cerebro se conforma de una manera u otra con lo que aprendemos y cómo lo aprendemos, en los primeros años de vida. Tanto es así que las Naciones Unidas deberían tener como finalidad global de la humanidad garantizar una buena educación a todos los niños y niñas que vayan naciendo.

En Chile la educación es carísima. Me ha costado encontrar colegio para mi hija y el que he encontrado es a un precio desmesurado. La poca enseñanza pública que hay suele ser mala, de tal manera que los alumnos sobresalientes de esas escuelas difícilmente aprueban las pruebas de acceso a la universidad.

Los precios de las universidades son muy altos, equivalentes a un salario completo medio, y las tasas de interés de los préstamos para pagarlos, están al 5%. En definitiva, la educación es una herramienta clave de desigualdad.

En España hay cosas que hemos hecho bien, y de algunos aspectos de la educación y la sanidad pública que tenemos, podemos estar orgullosos, aún siendo muy pero que muy mejorables. Cuando comparamos con lo que hay en otros países, nos damos cuenta de que no se puede perder lo logrado, sobre todo en educación. En educación sobre todo, porque nos conforma como humanos, porque es nuestro presente y determinará nuestro futuro.

La gráfica siguiente hace saltar las lágrimas. En la época de mi abuela solo el 3% de las mujeres españolas tenía estudios superiores. En la de mi madre el 6%, en la mía el 18% y en la de mis hijas probablemente superará el 40%.

Quizá también te interese

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *