Hans Rosling. Población mundial

 

Han pasado cosas muy buenas y muy importantes en los últimos años en el mundo. Ni mucho menos todo son desgracias. Nunca antes habíamos estado mejor ni habíamos tenido tanto saber y tanto poder para cambiar a mejor las cosas, y no obstante hay muchos condicionantes para que esto se sostenga o mejore. A veces un pequeño asunto es la gota que colma el vaso e inicia una cadena de sucesos concatenados imparables. Pasa como con los cuantos de la teoría cuántica.

Pienso que estamos en ese momento de interfase  y que puede convertirse en la última gota cualquier hecho que en otras circunstancias sería banal. En los momentos clave más nos vale elegir bien porque difícilmente hay marcha atrás.

Somos 6.814.545.324 humanos ¿Podríamos decir que el valor de 450 fortunas equivalen al valor de las fortunas de 450.000.000  personas? y si es así ¿de qué sirve a unos y a otros? ¿cuánto tiempo más pueden sostenerse  intercambios si la proporción de humanos capaz de intercambiar disminuye?. Pasa como en el  monopoly en el que llega un momento en que se ha de volver a empezar a jugar porque el juego se hace insostenible, unos jugadores son los dueños de la mayor parte de hoteles, pero ya nadie los puede comprar, ocupar o intercambiar. Lo mismo nos pasa en la vida real: un sistema abierto como el económico, debordándose, dentro de un sistema cerrado como es la Tierra (porque aún no hemos salido de ella a excepción de la estación orbital). Según Juan Torres el valor de los intercambios financieros diarios en el planeta es de 5,5 billones de dórares, 100 veces más que los intercambios de la economía productiva. En estas condiciones el juego se acaba y hay que comenzar otro. Hasta ahora lo hemos hecho con guerras, pero ¿acaso no tenemos ya el conocimiento y las herramientas para que esta vez no sea así?

Actuamos como virus que destruyen el cuerpo que les permite vivir, solo que los virus no lo saben y nosotros sí. ¡Pero si el sentido de toda la actividad humana no puede ser otro que el de la mejora de la vida humana!

Me parece una magnífica conferencia en todos los sentidos la que nos regala  Hans Rosling: http://www.ted.com/talks/lang/eng/hans_rosling_on_global_population_growth.html

Quizá también te interese

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *