Hiperinflación de las narraciones

Hoy vivimos inmersos en una hiperinflación de las narraciones.

Los cuentos nos encantas a los humanos. Compramos marcas, más por la narrativa que por el producto en sí.

Esto lleva a una narrativización desmesurada de las empresas, en detrimento de la acción fruto del ensayo y del… acierto, pues acertar es humano.

Un saber que no rinda cuentas con la realidad es muy peligroso.

Quizá también te interese

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *