La teoría de los sentimientos morales

“El ilustre príncipe que apaleó a un general ante su ejército lo desacreditó de forma irrecuperable. La sanción hubiese sido mucho más leve si lo hubiese matado de un tiro (…)

Un valiente no se vuelve despreciable por subir al cadalso y sí al ser sujetado por la argolla (…) La simpatía de los espectadores lo ampara en un caso y lo salva de la vergüenza, esa conciencia de que su infortunio es sentido sólo por él, que es el más intolerable de todos los sentimientos.”

dam Smith. La teoría de los sentimientos morales.

En esta crisis que vivimos, encarnan las palabras de Adam Smith tantos empresarios de pymes locales que a su desgracia de quiebra empresarial y ruina familiar han de añadir el insoportable desprecio de sus vecinos e incluso de la Administración Pública que acaso propició su caída  al no pagar sus deudas pero si exigir sus impuestos.

Quizá también te interese

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *