Lichtenberg

.

 

No sólo no creía en fantasmas, sino que ni siquiera los temía.

Georg C. Lichtenberg

.

.

 

Quizá también te interese

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *