Lo importante se transmite de persona a persona

La virtud (también el vicio) es hábito. Y no hay virtud ni vicio efectivos si no se ejercen.

El hábito y la costumbre acaban imprimiendo una segunda naturaleza. La costumbre de sonreír, nos hará risueños. El hábito de estar tristes, nos tornará tristes ¡cuidado con la tristeza, es un vicio! decía  Flaubert. El hábito de reconocer y agradecer la vida, nos hará alegrarnos de vivirla.

Hay, en definitiva, ciertos hábitos para ser y hacer felices y otros para todo lo contrario, para amargar incluso a quienes más se piensa que se quiere.

Y así, a la larga, las apariencias no engañan; acaban al fin por mostrar la esencia.

Por eso, como nuestros hábitos son nuestra segunda naturaleza ¿podemos cambiarla?

Difícilmente. Desarrollar nuevos hábitos conscientemente implica crear nuevos caminos sinápticos y eso requiere muchísima más energía que seguir con los caminos familiares. El cerebro advierte que “algo no cuadra” entre las expectativas y la realidad y se protege disminuyendo e incluso bloqueando su capacidad de razonamiento con el fin de ni siquiera reconocer la necesidad del cambio.

Y esto se acrecienta con la edad, porque los caminos familiares llevan muchos años siéndolo, porque “yo ya he vivido mucho y le he dado muchas vueltas” e incluso, medio consciente, medio inconscientemente porque “total, para lo que me queda…” que probablemente sea verdad, pero a la vez un método infalible, me parece, para que de hecho quede menos y de peor manera.

Como decíamos, Lo importante se transmite de persona a persona. Y una hipotética y difícil transformación personal, procedería de este contacto del día a día o del roce con seres extraordinarios. También a través de ese arte o esa literatura de poderosa fuerza vital que tiene que ver con las cuestiones centrales del quehacer humano, capaz de revolucionar la vida del lector. Incluso se transmite de uno a sí mismo. En todos los casos, se hace efectivo cuando se realiza, como “el amor en acción” que ejerció la Madre Teresa de Calcuta, beata y Premio Nobel de la Paz.

http://www.youtube.com/watch?v=YAru_YFvGvc&feature=related

Quizá también te interese

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *