Madre e hijo en la primavera árabe.

Foto ganadora del World Press Photo, de Samuel Aranda.

La mujer se llama Fátima y el hombre, Said. Ella tiene 36 años y él 18. Son madre e hijo, miembros de la familia Al Kauas, un centenar largo de personas que viven en un edificio de la calle Jail, en el centro de Saná, capital de Yemen. Son clase media, con escasa educación. Trabajan en la construcción y, como tantas otras familias, tienen negocios comerciales que dependen de la estabilidad política; es decir, de un sistema de sobornos y favores: arenas movedizas que obligan a cambios frecuentes de alianzas tácticas y que a ellos les ha colocado en el centro de la revolución. La Vanguardia.

Quizá también te interese

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *