Muerte en Blue Hole

En abril del año 2000, el buceador ruso Yuri Lipski se adentró en el Blue Hole con una cámara sobre su cabeza y grabó su propia muerte. Las imágenes muestran cómo el propio Yuri muestra a la cámara la profundidad a la que perdió la vida: 91,5 metros.

En el Blue Hole, en Dahab (Egipto), han perdido la vida más de un centenar de buceadores. El Blue Hole es una laguna de coral que sobrepasa los 100 metros de profundidad y que conecta con mar abierto a través de un enorme y precioso arco azul. Pero al superar los 60 metros de profundidad, quien no bucea con las mezclas adecuadas sufre una acumulación de nitrógeno, una narcosis, que hace perder el control de cuerpo y mente.

Este segundo vídeo muestra el cuerpo de un doctor norteamericano de Miami a 112 metros. Barbara Dillinger es otra buceadora fallecida tras su ascenso por complicaciones relacionadas con la descompresión.

¿Y todo esto por qué?. Porque está ahí.

Quizá también te interese

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *