El crecimiento de la sociedad depende de una escasísima cualidad llamada valor

 

Hoy, aún menos que en otros periodos de la historia, pocos tienen la lucidez y valentía de querer ver lo evidente, que el avance de todos ya no depende de elevar más la media, sino de ese número pequeñísimo de personas que se arriesgan y se exponen a grandes cargas, perjuicios y maledicencias por su creatividad y por esa escasísima cualidad llamada valor para hacer que las cosas sucedan.

Recuerdo una vez más el libro La negación de la muerte, de Ernest Becker. Cuando habla de los fracasos del heroísmo y de que el poder del líder surge de lo que él o ella pueden hacer por la gente, que es mucho. Nos regala esta reflexión:

 

Las personas utilizan a sus líderes con poca consideración hacia su persona

Se les utiliza para satisfacer sus propias necesidades e impulsos relacionados con la seguridad, el heroísmo, la expiación y la culpa.

La gente sigue al líder con corazón deshonesto para traspasarle sus propias cargas.

No hay entrega desinteresada e incondicional.

Bajo el amparo de un líder, muchas personas pasivas consiguen su heroísmo barato. Barato porque en él no han invertido su coraje, ni han arriesgado su pecunio, ni han afrontado sus propios miedos.

 

 

Seguir leyendo

Responsabilidad Social Corporativa

Responsabilidad Social

Consideramos que nos encontramos en una sociedad desresponsabilizada formada por multitud de individuos débiles -aquellos que aplazan toda decisión y desplazan toda responsabilidad-. En ese entorno hay quienes eligen tomar las riendas de su destino individual y colectivo; los trabajadores y las empresas son buenos candidatos para ese logro. La empresa se ha de ganar cada día su derecho a la supervivencia y esa es una gran responsabilidad de todas las personas que la forman. Responsabilidad de la acción. Responsabilidad de la omisión.

Estos tres vídeos ilustran la toma de conciencia del entorno en el que nos movemos y también los dos pilares sobre los que edificamos nuestra responsabilidad social: el Espíritu Agonal y el Combate al Síndrome de Procusto:

 

 

Seguir leyendo

Entrevista a Macron "la crisis del imaginario occidental es un inmenso desafío"

 

Entrevista concedida por Macron junio 2017

Merece la pena leerla con detalle.

Dice Macron: “No hay una receta milagrosa, es una lucha diaria. He apostado por la inteligencia de los franceses y de las francesas. No les he adulado, sino que le he hablado a su inteligencia. Lo que agota a las democracias son los responsables políticos que piensan que sus conciudadanos son idiotas, utilizando con demagogia sus temores y sus contrariedades y apoyándose en sus reflejos. La crisis del imaginario occidental es un inmenso desafío y no lo cambiará una persona. Pero deseo volver a retomar el hilo de la historia y recuperar la energía del pueblo europeo, para contener el auge de los extremismos y de la demagogia. Porque esa es la lucha de la civilización.”

 

Seguir leyendo

Cuando el tiempo pierde el ritmo

 

Cuando el tiempo pierde el ritmo, no hay des-tiempo, ni siguiera contra-tiempo.

Acaso el tiempo humano se acompasa al ritmo de la sangre; 50 latidos por minuto, 60 latidos por minuto, 70, 100, 180.. Pienso que esta tensión temporal de nuestro cuerpo nos libera de una huída infinita y sin rumbo.

Si no vivimos acompasados a nuestro tiempo ¿cómo vamos a morir a tiempo?

 

Seguir leyendo