¿"Puestos de trabajo" o hacer que las cosas sucedan?

Hoy, día de Huelgas Generales en España y otros países y de huelgas parciales en algunos más, es bueno reflexionar sobre el “puesto de trabajo”, cuyo mero nombre refleja algo estructurado destinado a ser ocupado. Es lo que piden los sindicatos en estas huelgas: “puestos de trabajo” indefinidos remunerados dignamente.

Y es que las empresas ya ni pueden ni deben ofrecer “puestos de trabajo”. La estructura de las empresas debe ser flexible y adpatable a las necesidades de los clientes si pretende brindarles servicios útiles, porque a su vez, sus clientes tienen unas necesidades tremendamente cambiantes.

De este modo los “puestos de trabajo” como se han entendido durante años, ya no existen. No están ahí esperando que alguien los ocupe, sino que se crean de forma conjunta entre empleador y empleado, como una empresa mixta donde ambos se alían con la finalidad de resolver problemas a un cliente durante un tiempo, el que el cliente necesite.

En la actual economía por tanto, no se ocupa un puesto de trabajo, se crea. Y solo puede crearlo quien tenga algo que aportar, quien esté “al día” en su ámbito de conocimiento -siempre y cuando ese ámbito de conocimiento siga siendo útil- y quien es capaz de hacer que las cosas sucedan.

Ocultar esto a los trabajadores -todos lo somos- y pretender convencer a la población de que  alguien, no se sabe bien quien -si el estado, el empresario privado o las ONGs- nos debenpuestos de trabajo” es fomentar el engaño social, el autoengaño en lo personal y por tanto es ineficaz para afrontar con lucidez la situación histórica que nos toca vivir.

A continuación, una conferencia: Are droids taking our job? Andrew Mc Cafee en la que Mc Cafee plantea el problema de la reducción de puestos de trabajo tradicionales, debido a mayores eficiencias de las máquinas. Aunque las máquinas hay que inventarlas primero, claro.

Los trabajos tradicionales se hacen cada vez con menos esfuerzo y menos personas, gracias a la tecnología. Pero cada vez hay más necesidades humanas y no menos. Por ejemplo, hoy un equipo de pocos médicos atienden a más personas, gracias a la tecnología médica que ayuda, por lo que se podría pensar que hacen falta menos médicos. En cambio hay cada vez más hospitales, más especialidades, más sub especialidades. En definitiva, con menos se hace más ¡solo faltaría! pero a la vez, hace falta más trabajo. En las sociedades de cazadores recolectores se trabajaba mucho menos que en la Era Industrial y en ésta mucho menos que hoy.

http://www.youtube.com/watch?v=QUqE948FHhg

Quizá también te interese

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *