¿Qué sucede cuando desaparece el empresario?

España ocupa el puesto 136 de los 185 países examinados en el informe Doing Business 2012 del Banco Mundial -en el que se analizan las condiciones para hacer negocios- en cuanto a su facilidad para crear empresa. Nos sitúa tres puestos por debajo del año pasado.

España es uno de los países avanzados donde es más difícil crear una empresa (ver artículo de El País). Pero más difícil aún resulta mantenerla en un entorno tan hostil para la actividad empresarial.

Es más difícil crear una empresa en España que en Afganistán, Albania, Burundi, Irán, Kosovo, Kenia, Marruecos, Nepal, Nicaragua, Ruanda, Senegal, Tanzania, Yemen o Zambia, entre muchos otros países, según el informe. Pero también es más difícil mantenerla, no en vano han muerto ya cerca de 500.000 empresas en lo que llevamos de crisis.

Sigamos poniendo las cosas difíciles a aquellas personas que están dispuestas a crear iniciativas empresariales para la mejora de la vida humana. Sigamos castigando la virtud y aprobando su carencia. Sigamos proclamando que todos valemos lo mismo nos esforcemos o no, inventemos o no, engañemos o no, nos quedemos pasivos o no, gastemos más de lo que producimos o no, creemos empresas o no, y continuaremos la bancarrota económica y moral.

El valor, la confianza y el esfuerzo son necesidades prácticas.

Quizá también te interese

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *