Soledad humana

En una doble alegoría por la soledad humana.

    • ¿Cómo podríamos cerciorarnos de que  el progreso de nuestro pensamiento -y así el descubrimiento- continuará  ilimitado, sin fin?
    • No es que la luz de remotas galaxias no haya llegado hasta nosotros, es que nunca llegará hasta nosotros.

Nostalgia de las certidumbres perdidas.

Nostalgia de la dignitas humana pues nunca sabremos hasta donde llega y llegará el pensamiento en relación a la realidad.

Nostalgia de compañía, pues nunca podré acceder al pensamiento del otro… ni siquiera, en su totalidad, al mío.

Así, pensar nos aleja de una utópica felicidad inconsciente.

Me ha gustado leer de George Steiner el por qué de la tristeza de pensamiento y comparto aquí una entrevista suya Steiner. Entrevista en El País.

.


Quizá también te interese

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *