Y hasta que no cambie la partitocracia a favor de la democracia, no levantaremos cabeza

Miren que artículo tan interesante:

Alemania debe condicionar su aportación a España

Y este de Nuria Chinchilla:

La calidad de nuestra democracia. Nuria Chinchilla.

Como hemos repetido en estas páginas, en España el problema de fondo es político. La democracia española es muy pobre y los partidos políticos ostentan la mayor parte del poder, lo que da lugar a la no separación de poderes, a corrupciones, a baja calidad de los políticos y en definitiva a agravar y no poder salir de esta crisis galopante.

Los problemas de la representatividad en España

Seguir leyendo