"Hay miradas de mujer por las que un hombre se dejaría matar"

 

 

“Hay miradas de mujer por las que un hombre se dejaría matar” Arturo Pérez Reverte El tango de la guardia vieja

 

XL. Hay en la novela una declaración de admiración en toda regla: «Hace que sienta lástima por los hombres a los que una mujer nunca miró así».

Arturo Pérez Reverte– . Eso no es una idea, es un axioma; es una verdad monolítica, lapidaria. La mujer es el testigo, sin duda. La mujer es juez, abogado, jurado y verdugo. Una mirada admirativa de una mujer superior es el mayor premio que un hombre puede tener en la vida. Es lo más a lo que puede aspirar un tío. Hay hombres capaces de cruzar océanos, de matar, de morir con tal de que una mujer los mire con admiración. Hay miradas por las que el hombre se haría matar en el acto; y es verdad, es que ha ocurrido, es que históricamente es una realidad. No hay mayor desprecio que que una mujer así te ignore.

Seguir leyendo

Sabiendo que ya no hay victoria posible…

Ser novelista es un privilegio dice Arturo y cuenta que esta Europa que fue referencia moral del mundo, serena, sólida, sabia, con gente dispuesta a pagar el costo de estar vivo…  ha terminado. Yo no comparto esa desazón en la que parece apelar a que cualquier tiempo pasado fue mejor. No lo fue.

Ha escrito su última novela sobre una historia de amor “el amor es complejo, largo, sometido a un montón de años y de decadencias y de estragos que la propia vida le imprime. Tiene ángulos oscuros, rincones turbios… y a veces no se reconoce como amor hasta muy tarde”

Seguir leyendo