La moneda de la nueva economía (y de la antigua) es la confianza

La moneda no es el único capital. Es también -y en muchos países sobre todo- la reputación personal.

Según la reputación personal se realizan o no acuerdos. Se contrata o no. Se hacen o no se hacen las cosas.

No es ningún invento del s XXI. En la Antigua Grecia ARETÉ era una palabra clave en la concepción misma de la vida cívica. Significaba excelencia o superioridad a la par que virtud, con un fuerte énfasis en lo competitivo, como sucedió después con la virtú renacentista.

Con el tiempo, las éticas contemporáneas no se centran ya en el concepto de Bien, sino de norma. Son éticas normativas.

Pero la norma es externa. En cambio la ética antigua era interna, por tanto no solo importaba hacer cosas sino cómo hacerlas y así entendían que lo que un hombre hacía repercutía tanto en los otros como en sí mismo, en su reputación, en su virtud, en su reputación, en su propia valoración. Y es que a la larga las apariencias no engañan, acaban por mostrar la esencia. No tienes, eres. Es una forma de vida, un capital de reputación atesorado a lo largo de toda una vida.

Y aún más, la virtud humana la entendían (Platón) como política y comunitaria. Partiendo de esta concepción, era impensable la posibilidad de no perjudicarme personalmente perjudicando a los otros “si no miro por los otros, no miro por mí” y además “cualquier perjuicio contra mí mismo, también perjudica a los otros” Máxima exigencia.

Muy ilustrativa esta conferencia de Rachel Bosman al respecto:

http://www.youtube.com/watch?v=UzeTQ7b6TvI

Seguir leyendo

Paro ATLAS de ENAP Concón

Les invito a que visiten el PARO ATLAS que estamos realizando con ENAP Concón, Chile, a quienes agradecemos su apuesta por nosotros, su confianza,  su implicación, compromiso y además su elegancia y calidez en el trato personal, que es como se consiguen las transformaciones, con confianza y trabajo.

Esta es la web de trabajo, que ENAP ha elegido hacer pública:

WEB del PARO ATLAS en ENAP Concón Chile

El liderazgo en cualquier actividad humana aparece cuando los beneficios de la coordinación superan sus costes. Este es un ejemplo, entran mil personas durante 45 días a hacer unos trabajos complejos en un entorno de riesgo y a mejor coordinación, mejores resultados, fundamentalmente en el cuidado de las personas, que para eso nos han contratado en esta ocasión.

Dicen los neurólogos que a mayor número de personas en el grupo social en el que estamos, mayor volumen de neocórtex desarrollamos. Así acaso un paro ATLAS nos ayude incluso a incrementar nuestras capacidades. Como dicen acá en Chile    ¡A por ello que se puede!

Seguir leyendo

Boletín económico Banco de España Julio- Agosto 2011

Boletín económico Banco de España julio- Agosto

Resulta interesante observar que en el debate reciente entre Rajoy y Zapatero en España se hable de verdad y confianza (como consecuencia de la verdad) para salir de esta situación tan mala.

Y ya lo decía Kant,

Hay dos mínimos que no podemos dejar de cumplir, que son cuestión de supervivencia y no admiten rebajas. Estos mínimos son:

  • La Vida
  • La Promesas
Seguir leyendo

Más sobre la confianza, la falsedad y el PIB

 

uiero recordarme a mi misma que nuestro PIB cayó en 2009 la friolera del 3,7%, según el Instituto Nacional de Estadística. Precisamente en 2009, el año en el que según el gobierno íbamos a asistir a los brotes verdes y la recuperación de la economía gracias al gasto sin precedentes de miles de millones de dinero público (o sea, nuestro) hasta agotarlo. ¿Para qué? para sostener lo insostenible, no para invertir en futuro.

Según nuestro presidente Zapatero “era la única forma de recuperar (la economía), de mantener el empleo y de salir hacia delante”. Pero no solo no se creció el 1% anunciado, ni se mantuvo el empleo, como aseguró, sino que se cayó el 3,7%. ¡Una diferencia de 4,7% junto a un paro del 20%!. ¡Y no pasa nada!, y así hasta las próximas elecciones, a ver en qué condiciones llegamos.

Algo hay que no funciona en nuestro sistema. ¿Cómo cambiarlo y cambiarlo ya?.

No es saludable aguantar tanto error en estas condiciones extremas para el país y no disponer de mas salida institucional que aguantar a las próximas elecciones. Y es que sobre todo, seguimos perdiendo tiempo, un tiempo precioso, como si no nos diéramos cuenta de que nuestra vida es tiempo. Cada uno de nosotros disponemos de unos años de tiempo y cuando se acaban, adiós, desaparecemos. ¡Como para desperdiciarlos!.

Una nota de optimismo; a pesar de las falsedades dichas, los errores cometidos, y los miles de millones derrochados por nuestros gobiernos central y autonómicos, las economías familiares y las empresariales se ajustan con criterios más sensatos (a ninguna familia o empresa se le ocurre solucionar una deuda de X convirtiéndola en una deuda de 2X). Esto nos está permitiendo comenzar a dar el salto a otros países. Con esta nueva amplitud geográfica, el problema se transforma y se convierte en un problema de oferta y no de demanda. Ahora, en lo que queda del 2010 y durante el 2011, solo necesitamos que nos dejen aplicar el sentido común, es decir, gastar lo mínimo, invertir en futuro, trabajar y producir.

ue no nos molesten, que tenemos trabajo.

Seguir leyendo

CONFIANZA

Decía Kant:

Ningún estado en guerra con otro debe permitirse tales hostilidades que hagan imposible la confianza mutua en la paz futura”. 

Las estratagemas deshonrosas, que impidan que aún en plena guerra desaparezca la confianza en la palabra del enemigo, harán que no se pueda acordar nunca la paz y las hostilidades se desvíen hacia una guerra de exterminio, en la que solo sea posible la paz del cementerio.

Esto, que es aplicable entre los estados, aún lo es más entre las personas, ya que cuando desaparece la confianza en el otro, no es posible construir paz ni cosa alguna. Y por eso las crisis de confianza, como la que nos envuelve, son a veces imposibles de resolver y solo cabe olvidar y comenzar algo nuevo entre nuevas personas que no hayan participado de las indignidades, mentiras, vilezas y quebrantos anteriores.

Seguir leyendo

Confianza laboral en uno mismo

Cuando se trabaja para terceros, se aprecia sobremanera, y a veces se exige, que los jefes y en definitiva el empresario apueste por nosotros, nos otorgue la confianza y la vida (laboral) eterna. Esto contrasta con una habitual falta de confianza en uno mismo.
¿No tengo confianza en mi mismo como profesional y pido que la tenga otro?. ¿Qué soy, a qué aspiro, en qué soy buenísimo, de que proyectos puedo presumir, estoy dejando huella?. Esas son las preguntas de quienes tienen las riendas de su vida laboral en sus manos, de quienes son directores generales de su vida laboral y no ceden las riendas a sus jefes o empleadores para que les hagan el “plan de carrera”.

Seguir leyendo