Victoria Camps. Filosofía del envejecimiento.

 

Un viejo deja de ser contemporáneo:

[embedyt]http://www.youtube.com/watch?v=LZMpXiPq8p8

La novedad produce inquietud. Y una persona que ya no es contemporánea, se refugia en sus antiguos hábitos y costumbres, los cuales proporcionan una seguridad ontológica.

Pero la actitud de cada uno ante el deterioro puede ser muy distinta y se puede hacer de la necesidad virtud. Vivir el final de la vida como un desafío parece una buena manera, con valor, plantando cara.

Miren por ejemplo la actitud de Charles Eugster, de 93 años, una actitud centrada en el cuerpo, para no dejarle abandonar, para no permitirle rendirse. No nos comenta en su charla lo que después hace con él si acaso no fuera un fin en sí mismo:

[embedyt]http://www.youtube.com/watch?v=rGgoCm1hofM

 

Seguir leyendo

En forma nuestro cerebro, es decir, nosotros mismos.

Mantener la lucidez es un ejercicio tan duro como mantener la línea.

Shlomo Bretnitz

Aunque ya hablamos hace muchas entradas de un cerebro en forma que nos haga ser más durante más tiempo, hoy quiero recuperarlo por su gran interés: nuestras propias vidas, nada menos.

 

[embedyt]http://www.youtube.com/watch?v=TMusIXdAYt0

 

 

Hoy observo que la mayor discriminación que está ocurriendo en el mundo -una vez superadas tantas otras, como la raza, la orientación sexual, la clase social- es la edad. A ciertas edades las personas somos clasificadas en lo que se supone que hemos de hacer a esa edad que transitamos, cuando la realidad es bien otra, y los seres humanos actuales ni hacemos ni somos aquello en lo que la determinación social nos pretende encasillar.

Estamos en el umbral de varios cambios fundamentales, como la concepción de mayor y joven. La edad cronológica es un hecho, mas la juventud, la madurez, la tercera edad… son mitos.

Seguir leyendo

En 2018 habrá más personas de 65 que niños menores de 5 en el planeta

En Europa ese punto de inflexión ya se alcanzó en 1968. Pero de todo el continente España tendrá la población mayor. En 2050 se espera que España sea el tercer país de mayor edad del mundo, según pronósticos de la ONU.

Los hábitos sociales han ido cambiando en España, y en la crisis –que lleva 6 años- se han acentuado. El resultado ha sido inesperado por la rapidez con que se producen las preferencias vitales. Así, aumentan las personas que viven solas  en 45 puntos entre 2001 y 2011, como también se incrementan las parejas que viven cada uno en su casa. Al haber menos parejas, más tardías y con menos ganas de familias grandes, hay menos niños: 9,69 nacimientos por cada 1.000 habitantes en 2012, mientras aumenta la esperanza de vida -para los hombres 79,4 y 85,1 para las mujeres- aún considerando la disminución de unos meses como consecuencia de la crisis.

España, evolución de la población mayor de 65 y mayor de 80 años. A destacar el espectacular aumento de octogenarios y nonagenarios acercándonos a 2050.

Las bodas en 2013 fueron un 27% menos que en 2003, la vida de convivencia antes del matrimonio se consolida como la opción fundamental, el 39% de los hijos nacen de madres no casadas y el 30 % de los hijos asisten a las bodas de sus padres. Por la crisis y la imposibilidad de encontrar trabajo, muchos inmigrantes se han ido del país, así como también jóvenes -80.000 el último año- a buscar trabajo, un éxodo similar al que ocurrió años atrás con los jóvenes rurales en su búsqueda de empleo hacia la ciudad, postponiendo para mejor ocasión encontrar pareja y tener descendencia.

Esto cambia la sociedad y se nota de inmediato en sus finanzas. A corto plazo no habrá suficiente población para pagar las pensiones y el incremento de gastos sanitarios derivados del envejecimiento ¿Y a largo plazo? A largo plazo tal vez sea bueno vivir más tiempo y en mejores condiciones, estudiémoslo sin juicios previos. Si hay tantas personas vivas a esas edades es porque existen las condiciones para ello. Yo me apunto a tal logro. Pero a lo que ya es una realidad no le estamos prestando la atención que merece y exige. Se trata de nuestras vidas. Veamos las gráficas.

España, evolución de la pirámide de población en los años 1995, 2005, 2030 y 2050

Seguir leyendo