Es el viento… es el crédito

Las Pymes españolas son las que mayores problemas tienen para acceder a un préstamo en la eurozona BCE confirma que pyme española tiene la mayor dificultad para obtener crédito. Mientras Europa mejora, en España continúa su sangría y el desánimo afecta a las pymes de tal manera que ya solo el 68,7% ha tratado de acceder a la financiación ajena, 13 puntos menos que hace dos años. La financiación de circulante sigue siendo el motivo principal por el que se acude a la financiación (92% del total), solo un 27% para proyectos de inversión. Sin crédito las empresas cierran y aumenta el desempleo.

Parece una pesadilla. El mayor drama del país es el paro, quien es capaz de dar trabajo es la empresa privada y en cambio se le niega el crédito, entonces muere y aumenta el paro. Si no se quiere ver este círculo vicioso, no hay solución.

¿Y si en vez de tanta emisión de bono patriótico para pagar los gastos de la Administración Pública, se hicieran unos cuantos para prestar -que no dar- a las pymes? ¿No se da cuenta nadie de que quien paga el empleo privado y finalmente el público es la empresa privada y sobre todo las pymes?  Además se sigue exigiendo legalmente a las empresas que el empleo sea de calidad, fijo de por vida, en un mercado en contracción y sin financiación para poder vender y así pagar los salarios, mientras simultáneamente se mira para otro lado y se permite el 25%  de economía sumergida.

Seguiremos perdiendo empresas, hundiendo familias y hundiendo el país. Ni las patronales -de las que formo parte en órganos de gobierno- somos capaces de decir esto con claridad, de plantarnos y de exigir un cambio radical.

Pero bueno, parece que siempre “cuecen habas” no hay más que recordar a   Joan Bau, Penas que decía que era largo el caminar, que las penas no se irán jamás, que las penas son del hombre las cadenas… y cosas por el estilo.

Seguir leyendo