Vallenato

Mi Vallenato preferido es éste. Hasta hoy no he podido dar con él porque tan solo lo oí en una “picada” de carretera almorzando sopita guajira con altavoces de discotecadifundiendo notas a todo trapo y un gallo de cresta enhiesta cantando con  Silvestre en los quejidos más agudos de la canción “tú eres mi razón de ser” kikirikiii “te fui a dar un besito y me dijiste no” kikirikiiii, “como quieres que yo no busque la verdad” Kirikiii, “y el mundo estalló” ¡ ki kikiri kiiiirikiiii!

Los vallenatos me parece que cumplen una labor pedagógica (se puede enseñar cualquier cosa si se repite a todas horas) y reflejan toda una antropología, la de la zona caribeña colombiana.

Este sería según Husserl el conocimiento natural, que empieza en la experiencia y permanece dentro de la experiencia: es el mundo ¡pues qué bien! ¡me quedo!

.

Seguir leyendo

El arte de vivir: orgánico y social

Cada paso abre 100 caminos y descarta 99

Llego hoy a Bogotá desde Concepción y salgo en unas horas a Medellín. En cada paso del camino conocemos a nuevos colegas y trabajamos con otras personas aprendiendo unos de otros. Y se me vuelve a hacer patente en cada ocasión que simultánea a nuestra vida biológica, vivimos una existencia simbólica social irrenunciable.

El Arte de Vivir contiene la parte orgánica -el cuidado de uno mismo- y la social -el cuidarnos mutuamente- en la que de la debida reciprocidad simbólica con los otros, brotan los criterios éticos.

Y es que ni la rutina ni el procedimiento bastarán nunca para vivir como un humano. Hemos de elegir constantemente sabiendo que la necesidad de actuar es mayor que la posibilidad de conocer.

Y como dice mi profesor Argandoña: Nos tiene que gustar la sociedad en que vivimos es decir, o nos gusta y la mantenemos, o la cambiamos. Por suerte los que vivimos en la civilización occidental disponemos de una herramienta extraordinaria: un espíritu crítico exacerbado que nos permite demoler lo que no nos gusta y tirar para adelante con el siguiente intento cuando ya todo parecía perdido.

Seguir leyendo

El derecho a la vida va unido al deber de vivirla

La mente puede protegerse de la ansiedad disminuyendo la consciencia, planteaba como terapia un psicólogo en La Contra de La Vanguardia. Me parece mal. Me parece mejor combatir la ansiedad al contrario: afrontándola.

Para lo importante como el perdón, el amor o la construcción del nuevo orden que nos toca crear, no sirve la disminución de conciencia.

Momentos de El Perdón en La Misión Estos momentos impresionante, conmovedores, solo son posibles con hondura espiritual y conciencia plena.

En Europa y países “más civilizados” en vez de aventureros ardorosos, efervescencia de ideas y valor, veo miedo. Que sentimiento tan penoso cuando reduce la vida humana.

Se levantan barreras contra los inmigrantes que más que impedir entradas impiden salidas y quedamos presos en nuestras murallas en vez de salir a respirar el mundo. Acaso nos falte el aire.

Somos herederos del mejor momento de la historia de la humanidad pero tenemos -precisamente nosotros, los vivos- una misión que cumplir: establecer un nuevo sistema de relaciones acorde con lo que hoy somos (7.000 millones de personas) y queremos ser.

¿Quien lo hará? los más audaces de espíritu, pensamiento y obras. Los que están más vivos de entre nosotros. No podrán los que mitigan  su ansiedad disminuyendo su conciencia, temerosos de la audacia del  espíritu humano, deshonrando a quienes nos precedieron.

Y es que el derecho a la vida va unido al deber de vivirla. De ¡VIVIRLA!

Seguir leyendo

Al final siempre es lo mismo, vivimos para vivir

-“… in my view, the role of business is to make the world a better place for everyone, which means all six or seven billion of us …”

  dice Kevin Roberts.

Les invito a ver la interesante entrevista que le hizo el IESE recientemente. Mas al final siempre es lo mismo, vivimos para vivir .

vídeo de la entrevista

 http://www.iese.edu/Aplicaciones/News/videos/index.asp?lang=en&s=18

texto escrito de la entrevista

http://www.pilaralmagro.com/blog/wp-content/uploads/2010/07/a.pdf

Seguir leyendo

Vivir, vivir

“… y si nuestra alma ha vibrado como una cuerda y resonado de felicidad una sola vez, entonces todas las eternidades eran necesarias para producir tal acontecimiento, y la eternidad toda entera queda, por ese instante único de nuestra aquiescencia, salvada, rescatada, justificada y aceptada.”

F. Nietzsche. Voluntad de poder.

Seguir leyendo