un chiste que he oído

– Dios por favor, conviérteme en la persona que mi perro cree que soy

Quizá también te interese

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *