y con todo, el mejor momento de la historia de la humanidad

 

Hace bien poco sucedían estas cosas. No había celebración importante sin un Acto de Fe. Decía Cesare Beccaria en “De los delitos y las penas 1764

Funestas hogueras donde cuerpos humanos vivos sirven de alimento a las llamas, jocoso espectáculo y grata armonía para la ciega multitud el oír los sordos y confusos gemidos de los desdichados, que salen de los torbellinos de humo negro, humo de miembros humanos, entre crujidos de huesos carbonizados y el freírse de las vísceras todavía palpitantes.

Y también : 

La mayor parte de las leyes no son más que privilegios, esto es, un tributo que pagan todos a la comodidad de algunos. ¿queréis evitar los delitos? haced que las leyes sean claras y simples (…) los perdones y las gracias son necesarias a proporción de lo absurdo de las leyes y de la atrocidad de las sentencias.

Así, es de justicia no perder de vista que hemos heredado el mejor momento de la historia.  El primer texto está superado. No se quema por brujería. Ciertamente se hacen otras cosas por acción u omisión, pero no se quema por brujería, lo que demuestra que podemos superar periodos de profunda oscuridad y desesperanza.

Somos capaces de superar también el segundo texto de Beccaria. Nuestras leyes son mucho más justas y hemos interiorizado la justicia post convencional mediante la cual no podemos tomar por justo lo que sólo satisface las necesidades de un grupo.

Pero tenemos aún graves problemas de marco jurídico. Las leyes no solo son complejas -lo cual es propio de una sociedad compleja- son complicadas, y eso es debido a un error de diseño. Descomplicar y eliminar lo obsoleto es un deber de diligencia. Nuestro marco jurídico se deteriora por continuos cambios poco pensados. Multitud de leyes adolecen de claridad. El afán legislativo y la insuficiencia técnica de los legisladores hacen que en casos sean contradictorias * lo que obliga a que acaben dirimiéndose conflictos innecesarios ante el juez. Son excesivas y a menudo incomprensibles por los ciudadanos cuando deberían estar a su servicio sin necesidad de intermediarios. Y como decía ya Beccaria, “lo que más disuade de incumplir la ley no es la gravedad de las penas sino la inexorabilidad de la justicia” pues eso, que la ley que se haga se cumpla, y si no es posible cumplirla, que no se haga. Y ha de dar ejemplo la Administración Pública **.

Necesitamos con urgencia un entorno legislativo fiable, descomplicado, que regule bien ** y que sea comprensible. Esto es de importancia capital. Sin un entorno en el que sepamos a qué atenernos no se puede invertir. Y solo es capaz de hacerlo quien tenga capacidad técnica, voluntad no partidista, ganas de trabajar muchísimo, generosidad, amplitud de miras y objetivo a largo plazo. Hay miles de españoles capaces, aunque tal vez nunca estén en las cúpulas de los partidos políticos porque a ellas no se llega ni por capacidad ni por voluntad no partidista precisamente, sino por otras cosas. ¿Hace falta un nuevo diseño donde nos aseguremos que dirija quien sabe o quien al menos pueda entender al que sabe?. ¿Por qué no pedir currículums y que sean públicos a la hora de elegir ?. 

NOTAS:

* Hacer una ley y no dotarla de los medios para realizarla es obrar de mala fe e invalidarla. Un ejemplo es la Ley de dependencia y recientemente la Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2011 que  ha eliminado el ICO para las Administrciones locales, lo cual invalida en la práctica el cumplimiento de la también reciente Ley de Morosidad.

** aquí  tenemos al  Presidente de la Mancomunidad de Municipios de Catalunya manifestando públicamente que los ayuntamientos no van a cumplir la ley de morosidad  http://www.tv3.cat/videos/3090010/Incompliments-de-la-llei-de-la-morositat  pero pobre del ciudadano que deje de pagar la multa de aparcamiento.

** *El gobierno ha reducido el plazo en que se había comprometido a primar los kw pasados a red por las renovables, de modo que toda la apuesta del país por esta energía se ha desbaratado y medianas empresas que habían basado sus previsiones en el marco acordado se están viniendo abajo.  Aguantarán las grandes eléctricas que se librarán de competencia. Llegamos a tener la mejor tecnología del mundo en eólicas, ya no. Con estos cambios repentinos los estamentos públicos matan áreas de actividad que ellos mismos crearon inviertiendo el dinero de todos, mientras subvencionamos la agonía de otros sectores sin futuro. ¿Cuales serán los criterios que se aplican y que a la mayoría de nosotros se nos hace difícil adivinar?

Quizá también te interese

Ver

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *