Y hasta que no cambie la partitocracia a favor de la democracia, no levantaremos cabeza

Miren que artículo tan interesante:

Alemania debe condicionar su aportación a España

Y este de Nuria Chinchilla:

La calidad de nuestra democracia. Nuria Chinchilla.

Como hemos repetido en estas páginas, en España el problema de fondo es político. La democracia española es muy pobre y los partidos políticos ostentan la mayor parte del poder, lo que da lugar a la no separación de poderes, a corrupciones, a baja calidad de los políticos y en definitiva a agravar y no poder salir de esta crisis galopante.

Los problemas de la representatividad en España

Quizá también te interese

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *